jueves, 29 de septiembre de 2005

Esperando Sentencia

Como hace más de una semana que no actualizo, ya debe de ser evidente para todo el mundo que estoy en una especie de semivacaciones. Y es que en cuanto aparecen cosas mejores que hacer, sitios a los que ir, y buena gente con la que estar, tiendo a desatender esto.
Para los que no hablen conmigo con frecuencia, diré que estoy esperando la nota del último examen de la carrera, que a día de hoy todavía no ha salido. Se está empezando a hacer de rogar. Después de hacerlo, me tomé una semanita de vacaciones relajadas, sin hacer nada en particular, saliendo por ahí y leyendo cosas todo el día... aunque de momento no he leído nada más que pueda considerar candidato a lo mejor del año. Ayer mismo, por ejemplo, he terminado el volumen 3 de la Saga del Retorno de Orson Scott Card. "Las Naves de la Tierra", se llama. Pues bien, el libro es francamente mediocre, aunque de vez en cuando se pueden ver unas pinceladas de genio de su autor, que ha ya alcanzado la inmortalidad con la saga de Ender. Quizá su problema sea justamente esa insistencia obsesiva en escribir sagas. ¿Qué tienen de malo las buenas y viejas novelas, de las que empiezan y terminan en el mismo libro? Estoy hasta los huevos de las sagas, la verdad. Lo peor de Las Naves de la Tierra es que Card cae de lleno en la sensiblería ñoña que tan peligrosamente bordeaba en algunos momentos de sus otras obras, como Maestro Cantor, por ejemplo... aunque Maestro Cantor es un libro excelente. Además, y en contra de lo que ocurría en todos los demás libros que he leído de este tío, hay todo el tiempo un tono moralista y devoto de Dios Nuestro Señor que deja traslucir excesivamente su fe mormona. Vamos, que no me ha gustado mucho, aunque tampoco puedo decir que sea una basura.
En otro orden de cosas, estos días estoy echando una mano a un amigo con el inventario de su tienda online (que no debéis dejar de visitar! www.frikidonia.com ). No sería un coñazo si no fuera porque de vez en cuando aparecen series de 38 números, como Ranma 1/2. La verdad es que voy camino de convertirme en un experto en el catálogo de Glenat. Y lo peor es que aún no he encontrado algo que me llamara mucho la atención...
Además, la semana que viene posiblemente empiece unas prácticas en una consultora. En realidad me han llamado ya para empezar, pero yo no lo veo nada claro porque, aunque el trabajo parece (y subrayo parece) de lo más interesante y estimulante, no se ofrece remuneración alguna. ¿Es que es verdad que no se puede tener todo? En fin, ya veremos lo que pasa, como tengo nada mejor estoy dispuesto a currar gratis a media jornada... mientras no se prolongue el tema por mucho tiempo, claro. El lunes he quedado en pasar por la oficina y a ver qué me cuentan. Entretanto, a seguir esperando la sentencia de Operaciones.

martes, 20 de septiembre de 2005

Anuncios

Todos sabemos que lo normal es que cuando estás viendo algo en la tele y ponen anuncios, todo el mundo coja el mando a distancia y se ponga a hacer zapping. Todos lo hemos hecho alguna vez. Yo lo hago cada vez menos, en parte porque siempre me gustaron los anuncios y en parte porque, tal y como está la programación hoy en día, a menudo los anuncios son lo mejor que puedes ver. En alguna ocasión me he descubierto a mí mismo viendo anuncios y cambiando de canal cuando volvía el programa que estuvieran emitiendo... para buscar más anuncios, claro. Es una especie de anti-zapping, y no he oído hablar de nadie más que lo practique. De hecho, me tachan de loco cuando lo comento por ahí. Yo creo que la locura es ver ciertos programas, pero bueno, allá cada uno con sus perversiones.
Todo esto viene a cuento de que de vez en cuando uno puede ver anuncios impactantes. Y no estoy hablando de esos anuncios de los que habla la gente, esos que a (casi) todo el mundo le gustan, que te hacen sonreír, que te dan una sorpresa; en definitiva, no me refiero a los "buenos" anuncios. A mí a veces me llaman mucho más la atención los que parecen más vulgares, porque a veces encierran... bueno... no sé lo que encierran, pero son cosas muy raras. Por ejemplo...
...estos días me fascina particularmente un anuncio de detergente. Neutrex, creo que es. Seguro que lo habréis visto. La cosa es así (hablo de memoria asi que perdonen las imperfecciones): Al empezar hay una familia sentada a la mesa, que tiene, por supuesto, un mantel blanco, inmaculado. Entonces aparece un tipo diciendo, con un énfasis indescriptible, algo parecido a "familia! os he preparado LA MEJOR CALDERETA DEL MUNDO!". El tipo en cuestión, que parece intentar ser ese cuñado simpático que todos tienen (o que en las sitcom españolas todo el mundo tiene, que viene a ser igual) suelta esa frase de una manera que prácticamente podemos escuchar las mayúsculas. Es una entonación que en la realidad jamás he escuchado y que me hace pensar que el tío es gilipollas. Pero no, es que el mundo de los anuncios es así, tiene ese encanto casposo. Además, dice "familiaaa" como para llamar la atención, como si fuera a hacer un discurso en una boda o algo. No sé, es completamente surrealista. Pero el surrealismo no se acaba ahí. La caldereta del señor (que por cierto, debo de ser un ignorante culinario, pero jamás había oído la palabra "caldereta", lo que para mí le da un aire aún más grotesco a todo) es una especie de langostino gigante de plástico que flota en una porquería con aspecto de ensuciar mucho. Y justo cuando el amigo dice la frase, la derrama por todas partes. Aquí no está claro si se tropieza, lo hace adrede, o es que el bicho no está muerto del todo y salta por su propia voluntad. La verdad es que no se aprecia bien, es muy cutre. Lo que molaría es que fuera a propósito. Primero les llama la atención y luego les vacía el caldero en la cara; sería genial. Pero supongo que la idea es que es un accidente. El momento fatídico se ve a cámara lenta, lo que le da un toque onírico muy curioso. Las caras de horror y consternación no tardan en aparecer, pero, en contra de lo que ocurriría en realidad, nadie se caga en la puta ni empieza a blasfemar. El cocinero se queda con una cara de memo muy adecuada mientras una mujer lo putea de buen rollito. Y además, de una manera que nos hace pensar que no es la primera vez que el tío la caga, o que al menos no era inesperado. Esta situación, que parece trivial, en realidad pretende explotar el cliché de que los hombres son unos inútiles en la cocina, y el que la mujer se ría de él, humillándolo, no hace sino subrayar este hecho. De esta manera supongo que se ganan la simpatía de las amas de casa, que se sienten reafirmadas en su papel (paradójico! ¿quién querría sentirse reafirmado en ese papel? esto es una trampa para los sentidos). Las amas de casa, además, son probablemente las que compran los detergentes, con lo cual todo va de perlas.
Pero todo esto no es más que el prólogo. Ahora tenemos el mantel hecho una mierda y es el momento de que aparezca el detergente salvador, se ve venir de lejos. Solo que este anuncio se desmarca de los tópicos de una manera increíble que no deja de maravillarme. Lo que ocurre, mientras el tío desea ser tragado por la tierra y la mujer empieza a pensar en comprar otro mantel (con un buen humor que raramente veremos en una chica de verdad ante tal situación), lo que ocurre, decía, es que aparece de la nada una cachonda con un peinado raro y vestida con una variante del pijama plateado que en los ochenta nos decían que serían las ropas del futuro, y dice, toda sonriente, "tranquilos! vengo del futuro para traer la solución a vuestros problemas!" y es entonces cuando saca el detergente. No sé qué pensaréis vosotros, pero yo creo que es para flipar. Y muy friki, la verdad. Incluso dejando de lado que a todo el mundo le parezca normal que aparezca una mujer del futuro en medio del salón, la idea es delirante. Viene del futuro, como el terminator, sí, pero no para salvar a la humanidad, o para prevenir de un desastre inminente, ni siquiera para apostar a los números ganadores de la lotería; viene a TRAER UN PUTO DETERGENTE. Es la hostia. Podía haber venido justo antes de que el tío tirara la caldereta, pero no. Y, ¿quién esa tía? Tal vez en el fondo sí ocurriría una desgracia si ese mantel no se limpiara adecuadamente; tal vez ese mantel era un regalo de un abuelo muy rico que, enfadado un día al ver el mantel sucio, decidió desheredar a la familia, abocándolos a la miseria y al malvivir, y tal vez, sólo tal vez, la chica del futuro es la hija de esa gente que vuelve al pasado para asegurar que su abuelo esté contento con ellos y puedan heredar. Una idea inquietante, ¿verdad? Después de esto el anuncio pasa a explicar las bondades del detergente y para mí, deja de tener interés. Pero, en serio, es un anuncio que me ha marcado. Mucho más, realmente, que la mayoría de los programas que se pueden ver en la tele. Es surrealista, delirante, desquiciante, pero a nadie le sorprende. ¿Qué nos pasa?
Vean anuncios. Es más emocionante de lo que parece...

jueves, 15 de septiembre de 2005

The Last One


Juas! Inyección de moral y notición inesperado! En contra de lo que viene siendo habitual en él, el señor Tato se ha dignado a sacar las notas del examen de Estrategia Internacional II sólo 3 días después de hacerlo (en lugar de las 4 semanas de siempre). Y sí, queridos amigos, yo soy uno de los 6 afortunados que lograron aprobar! Igual que mi colega Sierra, a quien prácticamente le pasé todas las respuestas. Ya me invitarás a algo, Sierra.
Asi que ya sólo queda una, la última, la definitiva, The Last One. De momento la llevo de maravilla, y me estoy sorprendiendo por cómo las cosas van saliendo exactamente como las había planeado. Hacía tanto tiempo que no salía todo según lo previsto que me parece increíble. Ahora queda un último esfuerzo de aquí al martes, y luego fiesta. Crucen los dedos!

Reencuentros

Mientras sigo ultimando la preparación para el que será el último examen de la temporada (y esperemos que el último en términos absolutos), es agradable comprobar el regreso de dos páginas web que llevaban un tiempo desaparecidas. El link de los nazis locos de abajo a la derecha vuelve a estar operativo, para disfrute de los amantes de lo extravagante. Al igual que el de Aventuras Gráficas, que nos lleva a la estupenda web temática de Aventura y Cía, y que llevaba unos cuantos días ausente de la red. Además, el link al blog de Alberto vuelve a funcionar después de que el elemento este haya decidido destruírlo en una radical (y extraña) decisión. Por desgracia, de ahora en adelante nos privará de sus siempre interesantes comentarios y se dedicará sencillamente a mostrarnos su obra pictórica. En mi opinión salimos perdiendo con el cambio, pero en cualquier caso seguiré apoyando lo que sea que le dé por hacer. Y ya que estamos, aprovecho la ocasión para felicitarlo por su 25º cumpleaños, que es hoy mismo. Felicidades, Alberto.
Máis nada polo momento. Ahora, a seguir entrenando para asestar el golpe final este martes. El enemigo: Dirección de Operaciones. Conozco ya casi todas sus triquiñuelas y sé exactamente lo que hay que hacer para darle una paliza. La otra vez me hizo un combo muy raro, como cuando te enfrentas al enemigo final de un juego de lucha de SNK y de repente empieza a repartirte hostias sin que tú puedas hacer nada hasta que mueres (como Goenitz, God Rugal, o el tipo aquel de la capa afilada que estaba en una especie de avión y que te azuzaba a su mascota). Igual es una manera un poco friki de plantearlo, pero es que así me motivo más.

sábado, 10 de septiembre de 2005

Fúrbol

Pues eso, comentarios futboleros que hice en cierto foro y que ahora rescato aquí para disfrute (o no) de mis fieles lectores. Ya está bien de discutir de música, hombre, que esto es mucho más castizo y españó.
Hoy mismo he visto en la tele al Niñato Torres quejándose de que el seleccionador "no le daba confianza". Viéndolo jugar, parece mentira que tenga cojones de decir eso. No entiende la sustitución, dice. Lo que yo no entiendo es por qué leches ese tío está en la selección española. Que alguien me lo explique. Claro, ahora alguien vendrá y dirá que es el máximo goleador español de la última temporada. Coño, pero es que más de la mitad de los goles los ha metido de penalti! Si está en la selección por tirar penaltis, lo mismo podían llevar a Mendieta, que en eso era un crack (que no vuelva Mendieta por Dios, es broma). Aparte de que es fijo en el atleti y su único delantero, prácticamente. Lo raro es que no marque más. Con España, su cifra de goles es bastante ilustrativa. Por otra parte, Mista fue máximo goleador español también hace dos años, pero a ese no lo hemos visto en la selección. Y eso que tiene más palmarés, que ha ganado dos ligas y una UEFA, si no me equivoco (pero tampoco quiero a este en España, no me jodan!). ¿Qué ha ganado Torres? ¿Por qué tenemos que aguantar a este amago de Raúl colchonero? Si quiere imitar a Raúl, ya podía imitar al de hace 3 años, al que era un puto crack, no al cabronazo que venimos sufriendo en las últimas temporadas. Y quizá Torres puede llegar a ser un jugador grande, pero desde luego HOY NO LO ES. Hace años venía pensando que yo debía de ser un tipo raro por ser el único que creía esto, pero parece que últimamente hay más que están abriendo los ojos. Qué Torres ni qué Niño muerto, hombre.
Ya que hablamos de España, se diría que han tenido mala suerte por encajar ese gol y tal. Mala suerte, POLLAS! Aragonés dijo que no ganaron "porque Dios no quiso". Dios debe de ser un hijoputa, porque no hemos ganado a Serbia, pero tampoco a Bosnia (en 2 partidos!). Si Lituania creo que nos dio problemas fuera de casa (he olvidado muchos partidos de la selección últimamente, por suerte para mí). España no gana porque España juega como la mierda. Así de fácil, chavales. Cualquier equipo de la Liga puede ganarle a la selección sin mucho problema, en un partido hipotético. Ojo, no digo el Madrid o el Barça, digo cualquier equipo. Lo que me parece fascinante es que, aunque la selección hace (en general) el peor fútbol que yo le he visto hacer en mi vida, nadie raja a Aragonés. Seamos realistas: con Camacho y Clemente se jugaba mucho mejor... y se ganaba! Sí, con Clemente también! Con Camacho ya no digamos, que además le clavaba 9 a equipos como Austria, que de jugar hoy contra ellos posiblemente sacarían un empate a domicilio. Dejemos ya de chuparnos las pollas, algo huele mal en la selección, y no es mala suerte.
Más: Aunque hace un tiempo que se venía sospechando, creo que ya se puede confirmar oficialmente: Laporta es GILIPOLLAS. Y además de gilipollas, vil y rastrero. Desde la movida con el Espanyol, ya se veía claramente que era poco honesto. Pero para mí, la gota que colma el vaso es venir y decir que Robinho quería ir al Barça, pero que ellos pasaron de él porque, joder, "es que ya tienen a Messi". Venga hombre, ¿quién coño se va a creer esa memez? Es que si fuera verdad, los socios tendrían que correrlo a hostias por memo! Y aunque el Messi ese sea tan buenísimo como dicen, ¿dónde lo tienen? Yo no lo he visto. Vamos, que ya voy entendiendo que al mamoncete de Laporta le abandonen sus propios colegas de directiva. Ah, me acabo de acordar! ¿No dijo que no votó al otro candidato a la Federación "porque era madridista"? ¿A qué hostia viene eso? ¿Debemos asumir que su condición de madridista sería perjudicial para el Barça? ¿Significa eso que el tipo al que votó, Villar, es más apropiado por ser barcelonista? ¿No hace esto sospechoso de corrupción a Laporta? ¿A nadie le importa? Supongo que lo que pasa es que ya a todo el mundo se la sopla lo que diga este fantoche. Vaticinio: durará lo que dure la buena racha del equipo. Ni un mes más.

miércoles, 7 de septiembre de 2005

Una menos

Esta misma mañana me he enterado de que he aprobado el examen de Comercio Exterior II que hice este lunes. Me lo esperaba, pero no deja de ser satisfactorio. Una menos pues, quedan dos. Los días clave: lunes 12 y martes 20. Hay tiempo. Todo va según el plan. Contengan la respiración, crucen los dedos... el desenlace final podrán verlo aquí cuando se haya consumado mi destino.
Como es natural, poco tengo que contar estos días aparte de historias de biblioteca (las cuales son muy aburridas y probablemente todos conozcáis). Me llama la atención la polémica que ha creado mi opinión sobre Takk. Quizá me he dejado llevar un poco por el entusiasmo mientras escribía lo que escribí abajo, pero es que todo es absolutamente cierto. No es que no haya nada mejor en el mundo, pero es un disco de puta madre. Como era la primera vez que hacía un amago de crítica musical quizá alguno haya pensado que Takk era para mí el mejor disco del mundo. Y luego vienen las comparaciones, claro. Siempre es difícil decidir qué disco es mejor entre dos maravillas; yo al menos no puedo (y lo mismo me pasa con libros, películas o mujeres). Sencillamente llega un nivel en el que ya no puedes comparar las cosas. Cuando una obra entra en el Olimpo, le habla a la cara a todas las demás que allí están, y para mí es del todo imposible juzgar cuál es mejor o tiene más mérito. Agaetis Byrjun y Takk... están en el Olimpo, desde luego. También hay unos cuantos discos de Smashing Pumpkins, el OK Computer, el disco este de larguísimo título de Godspeed You Black Emperor!, y sin duda muchos otros que ahora no me vienen a la cabeza porque hace algún tiempo que no los escucho. No es por hacer sangre, pero Fugazi no están siquiera cerca del camino que lleva al principio de las infinitas escaleras que ascienden hacia la cerrada puerta del Olimpo. Por otra parte, como ya dije en un comentario al mensaje sobre Takk, la trayectoria de un grupo no me parece relevante a la hora de juzgar un disco. De hecho, me parece muy extraño que a alguien sí se lo parezca. Vale que sirve para comprender mejor el contexto de la obra, con lo cual quizá podemos apreciarla más profundamente, pero... no jodan: si no mola, no mola. Todo ese rollo de la evolución suena demasiado a menudo a paja mental del artista (o peor: de la discográfica que intenta venderte el disco). Tomemos Takk, por ejemplo: no parece que aporte nada nuevo a lo que ya se hizo (y muy bien!) en Agaetis Byrjun. Después de (), puede incluso parecer un retroceso, porque "abandona" el camino en el que estaba y vuelve al punto de partida. Esto es la puta verdad. Ahora bien: el disco es cojonudo y mola tanto como el primero. ¿Le resta mérito el aparecer 6 años después de Agaetis Byrjun? Si alguien responde que sí a esta pregunta, nunca podremos ponernos de acuerdo. Es más: aunque () está también de puta madre, no me gusta tanto precisamente por esa evolución hacia el sonido más "extremo" del que se hablaba en los comentarios de abajo. Las canciones que más me gustan son las primeras, las más parecidas a AB y Takk. Asi que me alegro de que Sigur Rós hayan echado el freno antes de seguir por ese camino.
Esto no significa que no me guste que los grupos cambien. Más bien al contrario: creo que los grupos deben cambiar su estilo. Pero es un error buscar el cambio por el cambio, hacer una cosa rara para poder ir de guays aparentando profundidad y complejidad al estilo gafapasta (que es lo que han hecho Radiohead en Kid A y Amnesiac). Es ridículo pretender que un disco no es bueno sencillamente porque no muestra ningún avance respecto al trabajo anterior del tipo en cuestión (aunque probablemente no sea bueno por otros motivos). Tanto como ridículo es pretender que un disco es bueno sólo porque representa una gran evolución en la trayectoria del artista (aunque quizá sea bueno por otras cosas). Asi que lo mejor que se puede hacer es escucharlo, y si mola, pues ya está, y si no mola, pues también está. Y me limpio el culo con lo que digan los críticos, que no saben más que yo, y con el curriculum del grupo, que me la suda.

domingo, 4 de septiembre de 2005

Final Round.... Fight!


Pues sí, aquí tenemos a Setiembre en la plenitud de su poder. En términos videojuegueros (o de peli de Rocky, que no es tan distinto al fin y al cabo) puede decirse que llevo todo un mes entrenando, subiendo escaleras, saltando a la comba y haciendo el chorras por las bibliotecas. Ahora llega el momento de la verdad, los enemigos fin de fase, la fuente del mal, el generador de monstruos. Y pienso aniquilarlos a todos. Nunca es fácil, pero este tiene que ser el ataque final, el momento de las hazañas, de las gestas que forjan a los héroes. El día ha llegado, las profecías se están cumpliendo, los Exámenes están aquí para convertir la Tierra en un Infierno. Alguien debe deternerlos... y, como un Bruce Willis cualquiera, me da que ese alguien voy a tener que ser yo. Deséenme suerte...