martes, 13 de junio de 2006

Más vale agua fresca que pis caliente

Cuando la gente se me queja del calor, suelo responder que ahorren saliva, porque aún no hemos llegado a lo peor del verano. Otra respuesta recurrente es "podría ser peor: podría llover". Qué razón tengo siempre. Hoy el Martes 13 se empeñó en hacer honor a su fama, regalándonos un día lluvioso y caluroso al mismo tiempo. El cielo tiene ese gris desmoralizador propio de las tardes de invierno, que sin duda indujo al suicidio a más de uno a lo largo de la historia. El aire es pesado y tibio como corresponde a estos días de tormenta veraniega. Y mientras, esta lluvia perezosa, de gotas gordas y pegajosas, mezclándose con el sudor de la calle como pis caliente en el caldo. Y si te abrigas es peor, porque acabas por sudar más y la sensación de asquerosidad se acentúa. Si optas por la manga corta, te mojas como un gilipollas en esa agüilla sucia como de desagüe. Martes 13. A veces los augurios se cumplen, a veces la superstición se vuelve sabiduría.

5 comentarios:

Stereotopffer dijo...

Si estuvieses en Madrid a finales de Julio no preferirías el calor a la lluvia, te lo aseguro.

Darthseid dijo...

Suerte que la lluvia ha coincidido con períodos de estar bajo techo ^^

Padawent dijo...

Pues a mi me ha encantado. Cuando tienes que pasarte todo el día encerrada en casa currando la lluvia de fondo es un regalo del cielo!!!

Alberto Iglesias Lorenzo dijo...

Prefiero el frío al calor sin dudarlo.

Darthseid dijo...

Hoy no ha habido suerte... ha estado conteniéndonse toda la mañana hasta que ha tocado salir a comer, y entonces se ha desbordado, ¡mecachis! :O