viernes, 15 de septiembre de 2006

Deformación Profesional

La memoria de la gente es corta, pero su rencor puede durar mucho tiempo. Así funciona el corazón humano. No es de extrañar entonces que rencillas absurdas perduren en el tiempo a través de las generaciones, sobreviviendo a aquellos que las originaron para atar y dirigir las vidas de sus descendientes por un camino de odio y rencor cuyas causas acaban siendo olvidadas. Pero el rencor permanece, amigos. Es lo maravilloso de los sentimientos. El amor nunca muere, el amor es eterno, sí, vale, puede ser, pero no es el único. ¿Por qué iba a serlo? De hecho, el amor, la confianza, la alegría, todas esas cosas tan bonitas, pueden venirse abajo y romperse con relativa facilidad. Pero el rencor, el odio, el miedo o la inseguridad son mucho más persistentes e intensos. Y por tanto, más abundantes. Estos sentimientos “negativos” son como malas hierbas, plantas que pueden crecer y desarrollarse en cualquier medio, sin ninguna necesidad específica de ninguna clase. Basta con cualquier campo regado de ignorancia.

Y uno puede verlo todos los días en muchas pequeñas cosas. Últimamente, hay algo que me llama la atención, un cliché al que nunca había hecho caso pero que ahora veo desde una perspectiva diferente a la de la mayoría de las personas. Tiene que ver con los bancos. Todos sabemos que los bancos son unos ladrones, y los políticos unos mentirosos, y los diseñadores todos maricones. Los catalanes unos cutres, los madrileños unos chulos de mierda y los andaluces vagos odiosos (y hay quien jura que es todo cierto). Quién sabe. Pero últimamente, con toda esta complicada situación de la vivienda que se está dando en el país, hay muchas conversaciones y comentarios sobre el asunto de las hipotecas, a los que por una inevitable cuestión de deformación profesional me resulta imposible no prestar más atención que antes. Los bancos son unos ladrones, y el principal motivo de queja de la gente son las hipotecas, que le esclavizan a uno durante 25 o 30 (o más!) años obligándole a pagar religiosamente cada mes una cantidad nada despreciable. Y es que con los intereses, uno acaba devolviendo mucha más pasta, y en cuanto firmas la hipoteca te tienen por los huevos, es como si hubieras vendido tu alma y desde entonces tuvieras que arrastrarte antes ellos el resto de tu vida. Bueno, es una forma de verlo.

Pero claro, en esencia lo que ocurre es que tú quieres comprar un sitio para vivir, como hacen las personas buenas y responsables con todo su derecho, y te pueden pedir perfectamente un dineral absurdo a cambio de ello. Un dineral que tú no tienes, claro. Entonces acudes a un banco a que te lo preste, y antes de hacerlo, ellos, como es natural, se aseguran de que estés en condiciones de poder devolvérselo, a la larga. Realmente no se puede estar seguro de nada en un plazo de 30 años, pero en fin. El caso es que te prestan el dineral y tú se lo vas devolviendo poco a poco durante una enorme parte de tu vida. Este es, a grandes rasgos, el concepto de hipoteca, y así ha sido desde siempre. Pero ahora pensemos en el tema desde el punto de vista de la inmobiliaria que te vende el piso (o la casa, o lo que sea). Tú has construido una vivienda, que te ha costado un dineral (o en realidad no, porque a menudo las venden ANTES de construirlas y realizan los pagos de terrenos, etc con las viviendas que se construirán DESPUÉS, con lo que casi no gastan nada, pero supongamos que no es así), y pretendes venderla, como es lógico y normal, por un dineral mayor para sacar algún beneficio. Eso sí, tienes que fijar un precio que se ajuste a la demanda, de modo que no sea tan caro que nadie te lo compre ni tan barato que quedes como un pringao cuando se lo cuentes a tus amigos especuladores. Asi que pones de precio un dineral jugoso, y la gente te lo compra. Como no tienes problemas para vender, en el futuro vas subiendo un poco los precios porque ves que la gente sigue comprando. Y sigue habiendo más gente dispuesta a pagar, y sigues subiendo los precios, y cada mañana te entra la risa floja cuando piensas en la rentabilidad de tus negocios.

¿Qué ocurre realmente? Simplificando mucho las cosas, lo que ocurre es que cuando uno tiene que pagar un Dineral que no tiene, en el fondo no importa tanto pagar un Dineral+1, o un Dineral+2, o incluso un Dineral+5. La única diferencia es que en lugar de pagar una cuota durante 30 años, la pagarás durante 35. Entonces miras a tu alrededor, ves que a todo el mundo le está pasando lo mismo, te encojes de hombros y te dices “de perdidos al río”. Creo que es el mismo principio por el cual la gente no deja de fumar: nadie te dice “eso te matará mañana”, te dicen “eso te matará dentro de 20 años”.

Asi que pasan los días, ya te has instalado en tu nuevo hogar y ha pasado el tiempo suficiente como para que la ilusión y la alegría de vivir en tu propia casa se haya ido normalizando y al final ya no ves nada de extraordinario en ello. Y te encuentras con que aún tienes que pagar la hipoteca durante muuuuuchos años. Entonces, ¿qué haces? ¿Piensas en la puta inmobiliaria que te vendió un vulgar piso de 90 metros por setenta millones de pesetas, exigiéndote además parte del pago en dinero negro, por adelantado, a veces aún antes de que esté terminado de construir y tú no lo hayas visto siquiera, y a menudo cambiando las condiciones unilateralmente con cualquier excusa? ¿Te acuerdas de esos cabrones y de la madre que los parió? No. Piensas en todo el dinero que todavía tienes que pagar (aunque el término correcto sería “devolver”, porque no era tuyo) y dices “malditas hipotecas, los bancos son unos ladrones”.

8 comentarios:

Michel dijo...

No te falta razón! el caso es que estamos jodidos...Un amigo mio suele decir: cuando compras tu casa compras tu tumba. La vida se limita entonces a afrontar un cúmulo de situaciones que te encadenan a la mierda de trabajo (casi seguro) en el que estás metido. Tienes que pagar la hipoteca, los pañales y todo lo que te pongan delante.
En Martin H Federico Luppi lo dijo bastante claro: solo hay una manera de safar, haz lo que te gusta.
Tan simple y tan complicado como eso.
Saludos vecino!

Zabu dijo...

"cúmulo de situaciones que te encadenan a la mierda de trabajo (casi seguro) en el que estás metido"

y no todo el mundo tiene la suerte de tenerlo!!!

Estoy muy de acuerdo con el contenido del post excepto en una cosa: Los que se lo pasan la mar de bien contando dinero son los de las constructoras. Los de las inmobiliarias son intermediarios que en contra de la opinión general SI curran (o por lo menos el tipo que te acompaña a ver el piso, su jefe igual sí que no da un palo al agua).

Anónimo dijo...

No tiene nada que ver, pero vamos, usaré este canal para dirigirme a ti, Berni. Ando a la caza del "Traveller", el juego de rol de ciencia ficción hard (bueno, más o menos) sacado por Diseños Orbitales allá casi en la prehistoria. Me es indiferente si es en fotocopias, pdf o como sea, tengo ganas de echarle el guante porque desde hace ya mucho tiempo, aunque no os lo haya comentado detenidamente, estoy considerando dirigir en un universo ci-fi, así que quería echarle un ojo. Nada de payasadas como Fading Suns ni nada de eso.

En emule hay miles de pdf, ya que el juego tiene un puñado de ediciones en inglés... pero la original no ha aparecido y además ya los dos conocemos mi opinión sobre emule y sus configuraciones.

Pues eso. Mueve los hilos, pregunta por ahí cuando se te presente la oportunidad, igual en ACLUJURVI lo tenían, no me extrañaría nada.

Otro que pinta bien es el suplemento "Transhuman Space" para GURPS o el olvidadísimo "Hardwired" de Cyberpunk.

Saludos

Roberto

Anónimo dijo...

Roberto:

Preguntale a Antonio

Att.

El Único Tendero gilipollas que te dice donde conseguir miles de PDFs de manuales que no me vas a comprar.

Zabu dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

Este tendero es la leche...

Roberto, creo que deberías lanzar esa petición en el foro de Frikidonia.com, allí te leerían muchos frikis que igual pueden ayudar :)

Anónimo dijo...

Mmmmm ya he visto cosas sobre Traveller y su universo buscando por la red. No está mal, aunque yo buscaba algo más ci-fi hard, la verdad. "Transhuman Space" de GURPS tiene muy buena pinta, pero me resulta de algún modo encorsetado en exceso.

Ya veré. De momento mi idea de aventura no requiere de un background excesivamente detallado ni de un reglamento particular. Es más, estoy considerando si en realidad necesita de algún reglamento y voy desechando razones una tras otra. Tal vez dirija a pelo, por completo.

Roberto

El Gran Chimp dijo...

Los bancos son unos ladrones y no especialmente por el tema de las hipotecas.
Y Las inmobiliarias y los promotores son unos estafadores.
Y los compradores son un rebaño perdido en el gran valle mercado, sin pastor.
Dictadura de los sabios YA!! (si es que los hay)

Waznei dijo...

Pronto estaré de vuelta...