lunes, 28 de enero de 2008

Grandes Bodrios del Cine III: Pelis "basadas en"

El comentario de Darth Seid en la entrada anterior me ha hecho darle vueltas a algo que llevo pensando bastante tiempo sin darme cuenta, creyendo (erróneamente, me imagino) que todo el mundo tendría la misma opinión. Iba a responder con otro comentario, pero mientras lo hacía me di cuenta de que el tema da de sí lo suficiente como para merecerse un post en exclusiva.

Toda mi vida he tenido la opinión de que las películas que se basan (o adaptan, tomemos por el momento ambas expresiones como sinónimas) en libros son siempre peores que las obras originales, con alguna excepción. Evidentemente, el medio audiovisual difícilmente puede contener toda la información y matices de cualquier obra escrita, son cosas diferentes y parece claro que tienen que funcionar de manera diferente. Quizá solo pienso que son peores las películas porque simplemente prefiero el otro lenguaje. Yo creo que hay algo más, pero dejémoslo de momento.

Cuando uno toma la decisión de realizar un filme adaptando un libro, inevitablemente ha de considerar el grado de fidelidad que va a mantener. No voy a entrar en consideraciones complejas como preguntarse qué es lo que queremos mostrar de una obra en concreto, qué es lo que nos lleva a convertir la palabra en imagen. Desde el punto de vista artístico debiera ser una de las primeras preguntas, pero dejemos eso.

Simplificando, tenemos dos opciones elementales. Uno puede decidir hacer una adaptación literal, o todo lo literal posible, enfrentándose a esas “diferencias de lenguaje” como buenamente se pueda. El resultado final dependerá de la habilidad del director (o del guionista, o quien sea) para “traducir” el libro y de las características del propio libro, supongo. Se pueden hacer grandes películas simplemente siguiendo al libro página a página. Sin City, por ejemplo, es una gran película de acción y cine negro, tanto como lo es el cómic (aunque siendo también el cómic un medio muy visual posiblemente no sea el mejor de los ejemplos, pero ahora mismo no se me ocurre otro). En cualquier caso, siempre me parecerá una opción legítima y honesta, y en modo alguno puedo estar de acuerdo (ni siquiera respetar) con las críticas negativas como alguna que escuché de la mencionada Sin City, descalificándola porque era tan igual al cómic que “para eso más valía quedarse en casa leyendo en lugar de ir al cine”. Lo que yo creo es que si uno, después de leer Sin City, va a ver Sin City y se siente decepcionado porque es básicamente lo mismo, es que es un poco capullo. Por no mencionar que suele ser el mismo capullo que antes se había quejado de que hubieran sustituido a Glorfindel por Arwen… pero eso es tema a tratar en el siguiente párrafo…

… donde hablamos de la otra opción, que es la más frecuente: ponemos la coletilla “basado en” y a partir de ahí hacemos lo que nos da la gana. Tal y como yo lo veo, en el momento en que decidimos, por el motivo que sea, separarnos de lo que ocurre en la obra original, deberíamos hacernos dos preguntas: 1º ¿Por qué? 2º ¿Esto es mejor o peor que el original? La primera pregunta puede tener muchas respuestas válidas y tampoco quiero meterme mucho: diferencias de lenguaje, ritmo, imposibilidad manifiesta, incluso visión personal o reinterpretación de la obra, todo está bien. Pero la segunda pregunta es mucho más jodida. Se puede responder que es algo diferente, pero a menos que haya una diferencia conceptual sustancial, yo creo que se puede diferenciar fácilmente en mejor o peor. Ejemplos de Buenas Adaptaciones, así a bote pronto:

Drácula, de Coppola. En el filme se añade una dimensión nueva al monstruo, haciendo que la pobre Mina sea en realidad la reencarnación de la prometida del conde; redefine el origen del personaje, propicia escenas más “cinematográficas”, y aporta en general varios niveles en una historia que, originalmente, iba de matar a un bichoño. Qué cojones, es mejor que el libro, porque todo lo bueno del libro sigue estando en la peli (en la medida en que eso es posible en una novela epistolar, claro).

Blade Runner. Misma premisa, distinto enfoque. Donde el libro es mucho más introspectivo, la película se lanza por la senda del impacto visual y, cambiando el final, hace en realidad un gran homenaje a la obra de Dick en el monólogo del replicante, que no está en la novela y que para mí es el momentazo que hace que mejore al libro.

Desafío Total. La reinterpretación llevada al extremo. El cuento original poco tiene que ver, más allá de la premisa básica de la venta de recuerdos y la aventura de un tipo que se descubre que ya tenía recuerdos falsos cuando acude a la tienda. Pero todo lo que hay luego mantiene el espíritu ya no solo del original, sino de la obra del autor original, lo cual es aún más loable. Y lo mejor de todo: que el cuento no es ni la mitad de interesante y divertido que la película.

V de Vendetta. Este es un caso “poco intenso”, porque los cambios son menores pero más abundantes. La protagonista ya no es una prostituta, por mencionar uno de los más polémicos. Vale, ¿y qué? ¿Tenía eso importancia? V no es del todo implacable y al final confiesa estar enamorado. Bueno, ¿y por qué no? Lo que es la esencia del original sigue estando ahí. Creo que es una adaptación excelente y disfruté mucho viéndola.

Ahora bien, hay casos (la mayoría) en los que directamente uno se pregunta “¿¡Por qué!?”. Cambios estúpidos y sin sentido que no nos llevan a ninguna parte. Ejemplos:

Soy Leyenda. Ya lo comenté el otro día. La base misma de la obra se ve traicionada, se convierte aquello que hacía especial la historia original en una peli de zombis cualquiera. Serie B. Y denigrante.

El Señor de los Anillos: Las Dos Torres. Me refiero a esta en concreto por ser la más flagrante, para mí. Aciertan quienes dicen que esta trilogía es mala, pero no por los motivos que creen. Que sea Glorfindel o Arwen quien salva a Frodo de los jinetes negros importa cero, al igual que importa cero que Gandalf y Saruman se peguen garrotazos y lancen rayos mágicos, o que Aragorn caiga aparentemente muerto en una escaramuza para luego aparecer triunfante, incluso que todos los elfos parezcan homosexuales ridículos muy difíciles de tomar en serio. Lo que me parece una mierda es que se desvirtúa la lírica, la seriedad y la coherencia del original sin absolutamente ningún motivo… o peor, por motivos decididamente estúpidos. ¿Por qué Rohan, en vez de decidir épicamente ir a la guerra, acabando en la defensa heroica del Abismo de Helm, decide cobardemente no ir a la guerra, acabando en la defensa miserable del Abismo de Helm? ¿Qué aporta? ¿Por qué Faramir, en lugar de dejar que Frodo siga su camino mostrando su nobleza, lo atrapa mezquinamente para robarle el anillo y enseguida cambiar repentinamente de opinión en el momento Dramáticamente Apropiado? ¿No había una manera mejor, más creíble o más honesta de mantener el ritmo? Y mi favorita: ¿Por qué los ents, criaturas calmadas, lentas, pastores de árboles, al final de su largo, monótono, eterno concilio, en lugar de decidir épicamente ir a la guerra…. deciden no ir, para cambiar de opinión de repente, en menos de de un minuto, cuando un extranjero les tiene que engañar para que vean lo que están haciendo “los malos” en su puñetero bosque? ¿A eso lo llaman tensión? ¿Eso es dramatismo? Lo que es, es un guión muy malo, se base en lo que se base. Porque independientemente de lo fiel que sea, ni siquiera es coherente consigo mismo. Muerte a las guionistas.

Paycheck. Esta peli es mala, todos lo sabemos: si sale Ben Affleck es que no tiene remedio. Pero la premisa es tan buena o incluso mejor que las de las adaptaciones de Dick que comenté antes. Un tipo se encuentra con que le han borrado la memoria y en lugar de su fortuna tiene unas baratijas sin valor. Cuando cada una de esas baratijas salva su vida en un momento determinado mientras la gente quiere matarle sin que él sepa por qué, se da cuenta de que de alguna manera él había previsto el futuro y se había legado a sí mismo las herramientas que necesitaría para resolver sus problemas antes de que le borraran la memoria. Pero lo que en el libro son usos normales y lógicos de objetos perfectamente comunes, en la película se convierte en un desfile de gilipolleces cuando las cosas que el protagonista tiene no sirven para nada útil en realidad. Digo yo, ¿por qué quitar elementos que funcionaban bien, y cambiarlos por otros que no funcionan?

Parque Jurásico. Pues miren, yo me leí el libro de pequeño, antes de toda la moda que hubo con la peli, y me gustó mucho: aventura en clave de c-f, bien llevada, dinámica y absorbente. En la película se trata de escapar del velocirraptor hasta pillar el helicóptero y marcharse, aguantando por el camino a unos niños insufribles y odiosos que distinguían a los bichos por “carnisauro” y “vegetasauro” (o algo así), con la idea, indudablemente, de que ningún personaje debe saber más cosas que el más tonto de los espectadores (y en los USA, el más tonto es realmente gilipollas).

En general, lo que trato de decir es que casi siempre, en nombre de cosas tan ambiguas como “el ritmo narrativo”, algún iluminado coge algo que no sólo funcionaba en el original, sino que además tiene todo el puto ritmo narrativo que quieras, y lo cambia por una mierda asquerosa que ni tiene ritmo ni tiene sentido ni tiene nada. Y si quieres hacer esa clase de mierda, no es necesario que compres los derechos para titularla de otra manera, en primer lugar porque es faltarle al título, y en segundo lugar porque es faltarle al espectador. Porque de hecho, creo que la mayoría de los libros se pueden adaptar con un alto grado de fidelidad a poco que uno tenga dos dedos de frente y (lo más difícil) se haya leído el libro en cuestión. Ah! ¿Que nadie iría a ver Soy Leyenda si no se llamara Soy Leyenda? Nos ha jodío.

13 comentarios:

darthseid dijo...

Muy de acuerdo con todo lo expuesto. Y con el desglose de peliculas.

Curiosamente, a mucha gente no le gusta el Drácula de Coppola, porque se lo vendieron como una adaptación fiel del libro, y no lo es. El que los "añadidos" mejoren la historia, no debe importar mucho... pero bueno, si fuera una adaptación fiel, hubiera sido mejor quedarse en casa leyendo XD

El problema que hay con la distinción entre "adaptado" y "basado en", es justo lo que expones en el último párrafo (perfectamente resumido en la última frase). Casi nadie compra los derechos de algo (libro-comic-videojuego...) para adaptarlo al medio cinematográfico, sino únicamente para aprovechar el tirón del título.

Alberto Iglesias Lorenzo dijo...

La adaptación de el señor de los anillos es mala porque convierten la obra de tolkien en una peli de hostias y palomitas.

Dracula me flipa.
Sin City no.

Anónimo dijo...

A ver, no he leído más allá de esto, luego lo haré, pero home, me andar jodiendo, ¿qué es eso de que no se puede criticar "Sin City" por seguidismo? Los cojones 33. Yo no comparto pero comprendo esa crítica al 100%. Una traducción literal no tiene por qué ser una buena traducción, faltaría más.

Y otra cosa: un libro JAMÁS podrá captar todos los matices de una imagen con los mismos recursos, y viceversa. Ya vale de comparar, si son lenguajes distintos, son distintos y ya está. Se puede ser fiel a la historia, a los personajes, etc. pero ser fiel a la estética, que hasta donde he leído es básicamente en lo que te centras, Berni, es solamente una opción más.

Y aunque no me molesta personalmente sí comprendo que a alguien le puedan resultar superfluas ese tipo de recreaciones que aportan poco o NADA. A mí Sin City me gustó, pero no creo que sea ni de lejos tan buena película como bueno es en el campo de los tebeos.
Así que esos pontificados de que la fidelidad es un valor y tal, son una chorrada. La fidelidad por sí sola no vale ni lo que el punto de la i de la palabra "mierda".

(si te he malinterpretado, pues lo siento, pero me reafirmo en lo dicho independientemente de ello)

Ahora seguiré leyendo y luego igual vengo a rajar más.

Pero antes de irme: ALBERTO, ANDA A TOMAR POR CULO, la adaptación de El Señor de los Anillos es muy buena, mejorable claro que sí, pero yo desde luego me esperaba algo mucho peor, está hecha con bastante rigor , respeto y mucho cariño por la obra. ¿Que tiene servidumbres? Hombre, claro. Si no, no existiría.
¿Ah, que no era un libro principalmente de hostias y palomitas? Vaya. La película se puede leer a más niveles, ¿o no? Joder, mira que dan la brasa con el tema de la amistad eh! Por poner un ejemplo.

jejejejejeje

tengo el cuerpo de guerrilla

Robertrón

Anónimo dijo...

Juajuajua, no entiendo ni yo lo que he escrito. El caso es que he seguido leyendo y aunque no con esos mismos argumentos creo que finalmente sí coincidimos en qué pelis nos gustan o no. Salvo en SdlA, porque de verdad que por mí os la puede picar un pollo. Es una adaptación mejorable, seguro. Pero mala, ni de coña. Por cierto, si estás dispuesto a pasar por alto a Glorfindel (un tío que sale en 3 páginas de un tocho de más de mil, jajajajaj y a la gente le parece súper-relevante) no veo por qué calificas como "mala" esa película por dos minucias como las que comentas. Sí, minucias, porque "mala" es un escalón muuuuuy bajo. Un suspenso. ¿De verdad te/os parece mala? Ojalá fuesen las adaptaciones que se hacen por regla general de una calidad parecida.

Insisto, respecto a Sin City, recrear una estética fielmente no me parece que tenga demasiado valor. Y puede ser criticable, claro que sí.

Robertrón

Alberto Iglesias Lorenzo dijo...

Cuando vuelvas por Vigo te voy a dar de hostias, maricón.

Waznei dijo...

Menos mal que ya aclaras que no te entiendes ni tú.

A ver, que sí, que la fidelidad por sí sola no es nada. Pero tampoco es nada malo. Antes que tirarla a la basura habría que pensarlo un poco, como mínimo. Porque aunque una traducción literal no siempre es buena, una traducción buena sí que viene a decir lo mismo que decía el original.

Sobre lo de que sí es criticable el "seguidismo" (por usar esa expresión tan fea), a ver cómo explicas esa mierda. ¿Cómo COJONES puede alguien quejarse de que una peli (o lo que sea) se parezca a lo que está adaptando? ¿Que era mejor quedarse leyendo? Pues haberte quedado en casa, SOPLAPOLLAS! ¿Qué hostia esperabas ver? ¿Marcianos bailarines? Si la peli es mala quéjate de lo que quieras, pero no es el caso de Sin City. Y no me refiero sólo a la estética. Es una buena película de acción y cine negro, y ya está. Y por qué no decirlo todo: me ha molao mucho más que el cómic.

Sobre el SdlA... bueno, claro, yo no le pondría un suspenso. Digamos que es pasable. Pero sirve perfectamente para ilustrar el tema que comentaba sobre la fidelidad y las adaptaciones. Si ser fiel va a quedar mejor, ¿por qué estropearlo? Me jode porque hay cosas tan tan tan FÁCILES de hacer y luego ves esas mierdas... y es mentira que sea porque en el cine no se puede mostrar blablabla. El ejemplo de Rohan y el abismo de Helm: ¿POR QUÉ? Pues porque las guionistas, que eran la putita del director y una amiga de a saber qué agujero la habrán sacado, tenían afán de protagonismo, y ya está. Igualito que los entrenadores de fútbol cuando se montan alineaciones extrañas con los tíos cambiados de sitio pa que no se note que su trabajo lo puede hacer cualquiera.

Anónimo dijo...

Sinceramente, alguien puede quejarse por conocer la obra y haber esperado una visión personal, una adaptación, no un calco. Allá tú si te parece mal. ¿Acaso una fotocopia tiene el mismo valor que un original? Claro, es un ejemplo demagógico, pero va en la línea de tus argumentos, ya te he expuesto antes por qué me parece lícito criticar el seguidismo, explícame si acaso por qué no lo es. Mucho te gusta pontificar, eh. Yo no digo que merezca crítica automática, sino que es criticable, que puede merecer crítica. Revisa el significado del sufijo -able si tienes dudas. Digo yo que el gusto personal y las expectativas individuales desempeñarán un papel aquí. ¿O hay algún cánon del que debamos ser conscientes?

Para mí SdlA es de notable, pero esto es ya subjetivismo personal. De todos modos, espero que tu crítica a esa trilogía no pivote exclusivamente (como pudiera parecer por tu reiteración) en un mínimo cambio de la historia. Cambio que por otro lado yo ni recordaba ni me importa lo más mínimo, pues carece de la más mínima relevancia para el devenir de la historia... y ya puestos yo hasta iría de vuelta al texto original, no me parece que Rohan elija la guerra sino que se ve empujado a ella en gran medida.

Saludos! En breve tendrás un email que espero te resulte interesante, sobre la próxima partida claro.

Robertrón

Waznei dijo...

El mero hecho de convertir en película una novela o un cómic es ya de por sí una adaptación. Todos estábamos de acuerdo en que son medios enormemente diferentes. Hay un interés intrínseco en comprobar de qué modo el "traslado" a ese otro mundo se lleva a cabo. Eso es lo que es una adapatación. Se puede realizar de infinitas maneras. Lo de que alguien se pueda esperar otra cosa solamente atañe a las pajas mentales de cada uno.

Si se presenta una visión personal o se acomete un nuevo punto de vista, podemos pasar a discutir si ha sido una buena idea o no, si aporta algo o no o si es una puta mierda o no. Si se hace algo literal, habrá que hablar de otras cosas, pero no veo que se pueda criticar directamente por eso: el concepto mismo de adaptación consiste en usar lo que ya hay. Si a uno no le gusta eso no debería ir a ver adapataciones, ninguna de ellas. De hecho, lo que ese tío quiere no son adapataciones, sino obras originales. De todo lo imaginable, el que la adaptación se parezca al original es lo que menos criticable me parece.

Y ya que mencionas la palabra "calco", he de decir que en el tema del que hablamos no tiene cabida. Un calco sería el remake de Psicosis respecto al original. Eso sí que es perfectamente criticable. De hecho, es basura. Coger un tebeo y convertirlo en película, desde el respeto y la fidelidad, me parece una labor artística admirable, y por lo infrecuente incluso diría que original. Casi diría que es un acto de amor.

Lo que me jode de las pelis del SdlA no es que cambien la historia. Creo haberlo explicado. El problema, para mí, son los motivos por los que se cambia y si ese cambio se hace bien. En ESdlA se cambia la historia porque las guionistas no encontraron otra manera de incorporar momentos de tensión dramática o de refuerzo de personajes que estimaron que necesitaban. Esto ya de por sí es de dudoso gusto, porque entienden la "tensión dramática" de esa forma tan típicamente hollywoodiense: fácil, simplona, insustancial e inflexible. Es el "hay que hacer que parecer que pasa algo, aunque no pase nada". A mí eso me parece poco honesto. Si en el original no pasa nada, pues no cuentes eso (suprimir a Tom Bombadil, qué gran idea!), o cambia la historia para hacer que pase algo, pero meter un parche para que parezca que hay algo que luego se resuelve en un minuto y se descubre que no había nada, me parece una mierda. Darle protagonismo a un personaje está bien, pero hacerlo metiendo con calzador una escena ridícula es una mierda. Y es peor cuando todo esto se hace de una manera tan ingenua e incoherente como en Las Dos Torres. Y es por eso que no me acaba de gustar.

Anónimo dijo...

A ver si me entiendes de una vez:

"El mero hecho de convertir en película una novela o un cómic es ya de por sí una adaptación. Todos estábamos de acuerdo en que son medios enormemente diferentes. Hay un interés intrínseco en comprobar de qué modo el "traslado" a ese otro mundo se lleva a cabo. Eso es lo que es una adapatación. Se puede realizar de infinitas maneras. Lo de que alguien se pueda esperar otra cosa solamente atañe a las pajas mentales de cada uno."

Y las pajas mentales de cada uno como tú las llamas son perfectamente lícitas, ahí quería yo llegar. Así que sí SE PUEDE (no estoy diciendo que se deba, en ningún momento lo he dicho) criticar una adaptación por ser deudora en exceso del original.


"Si se presenta una visión personal o se acomete un nuevo punto de vista, podemos pasar a discutir si ha sido una buena idea o no, si aporta algo o no o si es una puta mierda o no. Si se hace algo literal, habrá que hablar de otras cosas, pero no veo que se pueda criticar directamente por eso: el concepto mismo de adaptación consiste en usar lo que ya hay. Si a uno no le gusta eso no debería ir a ver adapataciones, ninguna de ellas. De hecho, lo que ese tío quiere no son adapataciones, sino obras originales. De todo lo imaginable, el que la adaptación se parezca al original es lo que menos criticable me parece."

Lo menos criticable, es decir, sí es criticable, aunque lo sea poco. ¿En qué quedamos? Otra cosa: parecerse no es lo mismo que imitar. Y personalmente aunque aprecio un alto grado de fidelidad a la obra original, considero que adaptar implica también evitar los errores de seguir un original al pie de la letra. ¿No son tales errores criticables? Es más, eso ya sería, considero yo, merecedor de crítica.

"Lo que me jode de las pelis del SdlA no es que cambien la historia. Creo haberlo explicado. El problema, para mí, son los motivos por los que se cambia y si ese cambio se hace bien. En ESdlA se cambia la historia porque las guionistas no encontraron otra manera de incorporar momentos de tensión dramática o de refuerzo de personajes que estimaron que necesitaban. Esto ya de por sí es de dudoso gusto, porque entienden la "tensión dramática" de esa forma tan típicamente hollywoodiense: fácil, simplona, insustancial e inflexible."

Venga, no me jodas. De Hollywood han salido cientos de películas con un pulso y un ritmo apasionantes. Así que ahorrémonos esa generalización que afea a gente muy válida. Por otro lado, ¿de verdad es SdlA un producto de Hollywood?
Sobre por qué han adaptado así el guión... pues no sé, yo no conozco a los guionistas ni sus motivos, puedo todo lo más intuirlos. Pero me parecen unos cambios tan intrascendentes dentro del marco de la gran historia que tratan de narrar que son desdeñables. Es más, vamos con la boutade del día: se podría haber eliminado más material y la historia seguiría funcionando. Por ejemplo, el elfo y el enano podrían haber desaparecido, y el impacto sería relativamente pequeño. En modo alguno son personajes principales, todo lo más secundarios con cierta importancia o si quieres con un gran peso,sí, pero durante cuánto tiempo... ¿durante un par de cientos de páginas, en una historia de 1500? Así que (no es tu caso) escuchar ayes y juramentos por haber sacrificado a Tom Bombadil es bastante pueril y ridículo bajo mi punto de vista. Pero legítimo.

Con todo esto, si no te gusta, pues no te gusta.

Ah, a todo esto, hay una película que adaptaba la novela "Soy leyenda" y sin embargo prescindía de su título original: "The Omega Man".

Un saludo!

Robertrón

Waznei dijo...

Bueno, hombre, claro que se puede. Por poder, se pueden hacer muchas cosas. En esta vida se puede hacer y decir de todo, incluso muchas tonterías. La gente que tenga sus pajas mentales; las mías incluyen el no respetar algunas de ellas. Acepto "diferencia de criterios" como punto final de la discusión.

Por otra parte, es interesante eso que dices sobre corregir errores del original. Claro que sería otro tipo de discusión, porque primero habría que ponernos de acuerdo en qué son errores y qué no. Alguien siempre podrá decir que en tal o cual obra no hay ningún error que tenga que ser subsanado.

Y sí, de Hollywood han salido pelis muy buenas, la mayoría de mis favoritas, seguramente. Pero también han salido bodrios. Todos sabemos que Hollywood tiene ese lado tenebroso de lo superficial, de lo pensado para el consumo de masas (que a su vez puede estar muy bien si está bien hecho, o viceversa). Y eso es un poco lo que se ve con eSdlA. No hablo en general, sino de este caso concreto. Naturalmente, los motivos ocultos y el por qué de las cosas en esta película son pura especulación mía. Pero sospecho que tengo razón.

Que hubieran suprimido a Gimli y a Legolas no me hubiera parecido mal de entrada... siempre que sea por algo. No se me ocurre por qué habría de ser necesario, y en cambio es fácil pensar en inconvenientes de hacerlo. Al fin y al cabo, en la película sí que no dejan de ser secundarios: Gimli es el típico secundario cómico que está para que te rías de él y Legolas está para que Aragorn parezca más macho.

Veo que insistes en que los cambios son intrascendentes en la historia. Que sean intrascendentes o no no es de lo que me quejo, insisto yo. En realidad, eso es un punto a mi favor: si sus cambios en realidad no cambian la historia (porque en lo esencial no cambian nada de nada, cierto), entonces ¿para qué carajo sirven?

Sí, ya tenía noticia de The Omega Man... de hecho la he visto de pequeño; en España se tradujo por El Último Hombre Vivo, si no recuerdo mal. Es una adaptación también muy libre, y también cambiando el final a uno más típicamente feliz. Pero es demasiado diferente como para que se pueda comparar. La verdad es que no estoy muy seguro de por qué me parece más respetable que la moderna Soy Leyenda; quizá por haber cambiado el título? Ya pensaré en ello.

Seguimos esperando el famoso mail, por cierto.

Anónimo dijo...

Precisamente eso es lo que me molesta de las ganas de pontificar que se gasta el personal en general. Se puede criticar, claro que se puede. Ya está. Eso es todo.

En fin, me parece que lo tuyo es quejarte por sistema, como lo mío también por otro lado, qué le vamos a hacer. Pero en este caso no son cambios relevantes, tú mismo lo afirmas y por ello mismo considero que basar la calificación global de una película en ellos es exagerar su importancia. Comprendería críticas a ciertas concesiones excesivas, como lo de hacer surf sobre escudos, pero bueno, no dejan de ser meros detalles. Y hombre, en el libro, Legolas y Gimli son dos secundarios. Con un papel relevante durante un breve espacio de tiempo, pero nada más. Se les puede tener cariño y tal... pero relevancia no tienen mucha. Yo si fuese el autor los hubiese matado, sinceramente, que salen demasiado de rositas. Sí, claro, es que son representantes de los otros pueblos y blabla... ¿pero no era esto la Edad de los Hombres, comeflores? Pues un ejemplo fenomenal de decadencia de sus razas sería precisamente pasarlos a cuchillo. Ya me diréis qué papel juegan sus razas en el libro... uno bien pequeño, si acaso les salvan la cara un par de individualidades, pero queda patente que son el pasado. Ese tono crepuscular de Tolkien en cambio sí está bien recogido en la película y personalmente me parece un acierto.

Si en el fondo todo se reduce a que tal vez la película peque de posibilismo, pecadillos leves sinceramente, pero a mí me encanta aunque sólo sea por ver cómo rabian según qué personas.

Respecto al mail, sigue esperando, don impaciente. Que yo sepa no mencioné fecha concreta, si no "un par de semanas". Pues seguimos dentro de plazo y todo, ¿qué clase de irmandinho eres tú?

Saludos

Robertrón

Waznei dijo...

Nueve meses después, la gestación de ese famoso mail continúa. A ver si nace el niño de una vez!

Por otra parte veo que insistes mucho sobre las "ganas de pontificar" de la gente. Eso que tú llamas ganas de pontificar es dar opiniones perfectamente razonadas. No sabía que tú fueras uno de esos adalides del no-pensar, de lo políticamente correcto, del seamos todos amigos y gilipollas.

Mi opinión es que el guión de ESdlA es deficiente y está escrito por personas poco capacitadas (es comprensible porque con ese libro no es nada fácil hacerlo bien, pero no cambia el hecho de que no lo han logrado). Todo lo demás está de puta madre y es lo que salva a la película, pero el guión falla. Y el que no esté de acuerdo, en mi opinión se equivoca.

Ahora pontifica tú, nenaza.

Zabu dijo...

Qué mala baba, volver nueve meses despues para denunciar que no llegó ese mail misterioso!!!