lunes, 5 de diciembre de 2005

Fan-tasmas

En uno de esos momentos muertos que uno tiene de vez en cuando, me puse, como es habitual, a echarle un ojo a la página de Viruete, estupenda ella, www.viruete.com , que podéis ver abajo a la derecha entre otras recomendaciones. Como en el fondo yo ya sabía, no había ninguna actualización desde le última vez que había ido a mirar (unos pocos días solamente). El último artículo era sobre canciones quemadas, y francamente, no tenía mucha gracia (por si a alguien le interesa, http://www.viruete.com/articulos/2005/cancionescansinas.htm ). Igual porque estaba casi totalmente escrito por otra chica, pero era algo soso para lo que Viru (me permito llamarlo así después de tantos buenos momentos leyéndolo) nos tiene acostumbrados. Tampoco quiero rajar de la chica esa, que tiene su propio blog por ahí y no está mal del todo (aunque yo no lo tengo linkado).

El caso es que a falta de pan, buenas son tortas. Fui al blog de la página de Viruete y curioseando por ahí me impactó el desmesurado número de comentarios al artículo ese de las canciones quemadas. 238, creo que era, y seguramente seguirá creciendo mientras yo escribo esto. Me dio por pinchar y leer unos cuantos. Y, naturalmente, había varios de los típicos fans ofendidos.

El fan ofendido es una criatura peligrosa. Hay que tener cuidado con ella, porque no siempre es civilizada. A veces, ni siquiera es humana. Hay diversos tipos de ellos, pero suelen presentar varios rasgos comunes. Mis favoritos, es decir, los que más me asquean, son los siguientes:

El fan conoce La Verdad. Guiados por el axioma de Mi Opinión es la Única que Cuenta (que en mi caso es absolutamente cierto, naturalmente), asumen que todo aquel que discrepa es un ignorante, un inculto o un gilipollas. Con un forzado desdén que apenas oculta su indignación, rápidamente aluden a la escasa cultura del que en su mente ya designan como su rival, “cultura musical”, “cultura cinéfila” o “cultura literaria”, según el caso.

El fan percibe tu Ignorancia. En íntima relación con el punto anterior está el hecho de que el fan ofendido siempre acaba condenando tus opiniones con argumentos que, esencialmente, se resumen en que él tiene razón y tú no (una vez más, estos argumentos son válidos solamente si los uso yo). Enseguida te informan de que ellos conocen mucha más música/literatura/cine que tú, de la que además nunca has oído hablar. Y si cometes el error de decir algún grupo/escritor/director que te gusta, enseguida se burlan porque sólo hace mierda comercial, es pretencioso o está sobrevalorado.

El fan sabe que eres un gusano. Posiblemente mi rasgo favorito, y que ni siquiera en mis más bajos momentos he llegado a compartir. Esencialmente se basa en que no puedes criticar a X persona, porque él (o ella, seamos políticamente correctos *sigh*) Es Mucho Mejor que tú o Jamás Lograrías Aproximarte a Su Divinidad. Esto es como decir que uno no puede criticar al cocinero por servirte mierda estofada si no sabes cocinar. Queridos mamones: la capacidad de crítica es independiente de la habilidad relacionada con realizar la acción criticada, siempre que uno tenga un criterio mínimo (como es el caso de la comida, por ejemplo). Parece que nadie se lo haya explicado. Lo peor de todo es cuando algún capullo sale con la preguntita de “¿es que tú lo harías mejor?”. Lo más jodido es que a veces tengo que responder que sí, por supuesto que lo haría mejor. Pero eso no tiene nada que ver, claro.

De todos modos, hay que ser cauto al juzgarlos, porque a veces hasta tienen razón (vamos, que a veces están de acuerdo conmigo).

7 comentarios:

dieguito dijo...

¡¡Albricias!! Hay alguien que lo entiende. Mira que me revienta el "¿es que tú lo harías mejor?" cuando comentas/criticas algo...

Stereotopffer dijo...

Está claro.

Es claramente evidente que no es necesario saber hacer algo para valorarlo. Lo único que hace falta es capacidad crítica y algo de gasolina ( para explicitar tu opinión en caso de ser necesario).

Sobre los demas tipos de fans, tambien dan asco.

Una opinión solo debe ser sostenida por si misma y los argumentos que la acompañan, no por la sabiduria del opinante o la ignorancia del que discrepa.
Del mismo modo discrepar es un ejercicio de argumentación contra una opinión.

Por otro lado:

Neil Gayman solo hace mierda comercial pretenciosa, ademas está sobrevalorado.

Puedo argumentarlo.

Y no necesito recurrir a decir que yo tengo mucha más cultura comiquera que tu, y que ademas leo muchas más cosas e incluso algunas de las que jamás has oído hablar.

No necesito recurrir a ello he dicho.


Aunque sea una verdad como un puño.

Waznei dijo...

Rajas mucho de Gaiman, pero ¿acaso puedes tú hacerlo mejor?



juas juas

Stereotopffer dijo...

jajajaja

diego dijo...

¿Pero Neil Gaiman está haciendo algo? :O

Waznei dijo...

Vaaaaale, es verdad, si Gaiman hubiese desaparecido de la existencia tras terminar Sandman no nos hubiéramos perdido nada... Pero Sandman es difícil de batir, no jodan. Claramente se trata de un autor de una sola obra, pero eso no le quita mérito a la obra en cuestión. Y desde luego no hay nada más lejos de ser "mierda comercial y pretenciosa" que Sandman (aunque posiblemente sea una buena definición del resto de la obra de G). Vamos, que yo creo que uno es tan bueno como lo mejor que puede hacer, asi que Gaiman sigue mereciendo todo mi respeto.

Diego dijo...

Bueeeno, ha hecho cosas interesantes después de Sandman... sobre todo libros y alguna cosilla relacionada con Sandman XD pero, ¿ahora mismo está haciendo algo "grande"?