domingo, 4 de diciembre de 2005

Y de Fantásticos nada

No hace mucho estaba yo comentado que para mí, la aparición de cuatro, el nuevo canal, supondría sólo un sitio más para ver anuncios en horario completo. “Una mezcla entre Antena 3 y Tele 5”, es un comentario que he escuchado varias veces hablando del tema con la gente. La expectación y la incertidumbre marcaban las primeras semanas de vida del medio, pero también la fe. Fe que, imagino (puesto que yo ya no tuve demasiada en un principio), empieza a verse traicionada. Quien más quien menos tenía la ilusión de que cuatro apostaría por una programación atrevida, moderna y de calidad. Atrevida desde luego sí que es, lo de moderna es discutible, pero… ¿de calidad?

Una de las cosas que me sorprende cada vez que paso por cuatro es el aire de cutrez que tienen todos sus programas. No sabría definir en qué consiste, pero me da una sensación como de hecho en broma por aficionados que me resulta grotesca. Aunque supongo que esto es bastante subjetivo. Lo que es menos subjetivo es que a Gabilondo no le se le está dando nada bien el rollo televisivo. Yo le he visto algo perdido y le cuesta leer las noticias. Además, nos hemos acostumbrado tanto al formato de dos presentadores haciendo el tonto que verlo a él solo es chocante. Y el plató es bastante feo, parece el de una tele local. Cutre.

Pero Gabilondo era un crack en lo suyo y probablemente cuando le coja el tranquillo a la tele le irá mejor. Y total, reconozcámoslo: a la mayoría nos la sopla que Gabilondo presente el telediario ese, qué mas dará que el tío sea famoso para que el contenido sea bueno o no. Si la fama garantizara el buen hacer, el Madrid jugaría bien todos los días y a Luxemburgo no lo echarían hoy. Pero esa otra historia, y debe ser contada en otra ocasión, como decía Ende.

Una de las cosas a las que se agarran los creyentes de cuatro son las series. Se suponía que con cuatro volverían grandes clásicos, series míticas, llegarían series modernas de calidad e incluso anime. La última serie de anime que recuerdo que fuera emitida a nivel nacional fue Los Caballeros del Zodíaco, en Tele 5, o quizá Campeones (no sé cuál repusieron más), y de eso hace 10 años mínimo (sé lo que vais a decir, pero para mí ese horario infame de las mañanas no existe). Esto del anime seguro que se la pone dura a muchos frikis del país, pero a estas alturas deben de estar bastante decepcionados. Tengo entendido que la serie que ponen (y es “la” serie, sí), aunque “está muy bien” (que a saber), la ponen a las mil de la mañana entre semana. Desempolvad los vídeos, chicos. Yo, aunque quisiera, no podría hacerlo, porque soy víctima de ese paso atrás de la tecnología llamado DVD. No puedo grabar programas. Irónico, ¿verdad?

Parece ser que lo más interesante de la programación de cuatro es de madrugada o por la noche, horarios en los que es muy difícil que yo vea nada porque suelo acostarme temprano, y cuando no, no es por estar viendo la tele. Da qué pensar sobre el tipo de razonamiento de los fulanos que diseñan la parrilla. Claro que tampoco puedo rajar mucho de esto porque cabe la posibilidad (y va a ser que sí) de que yo sea un tío raro por no ver la tele por las noches.

Pero no era el objetivo del mensaje hablar de esto. Yo quería comentar algo que me pasa mucho al poner en cuatro y es no saber qué cojones es la mierda que están dando. No saber siquiera qué tipo de mierda es. ¿Soy el único al que le pasa esto? Me pongo a hacer zapping, paso por cuatro a ver qué hay, y me encuentro con un programa raro en plan reality que parece grabado con cámara de vídeo y que, aparentemente, no tiene ningún sentido, interés, ni razón de ser. Es como grabar un documental sobre la vida de cualquier persona, es decir, un coñazo. Nunca puedo aguantar mucho tiempo viendo esa mierda, porque cada vez que lo intento sufro horrores y siento náuseas. Y cuando no es eso, es porque dan alguna serie de supuesta “calidad”, como Crossing Jordan, que es vulgar como un boli azul bic cristal. O un concurso absurdo como Todos Contra el Chef. ¿A quién se le ha ocurrido eso? ¿Y lo de los gemelos qué? ¿Se ha vuelto loco todo el mundo? Pero el plato fuerte de la estulticia es, por supuesto, Suárez y Mariscal, que para darle caché tiene hasta subtítulo: Caso Cerrado, como lo que decían en la serie de dibujos aquella de polis del futuro. Y ahí se queda todo, porque la serie esta, por no tener, no tiene ni actores. Siempre había pensado que los actores de las series españolas eran todos asquerosos, pero de ahora en adelante trataré de respetarlos más. “Cualquiera puede hacerlo mejor”, pensaba yo. Pues no, no puede cualquiera. S y M demuestra definitivamente que no, porque lo que hacen es, literalmente, darle un papel a cualquiera. Las peores interpretaciones de la televisión, cada día en Suárez Mariscal, una serie que probablemente impulsa al suicidio a muchos verdaderos actores cada día. Como yo sólo llego a ser actor aficionado, tan sólo me da asco, menos mal. Eso sí, barata tiene que ser, porque la mitad del reparto debe de trabajar a cambio de un bocata de chorizo y una coca cola. Es más de lo que merecen.

Y otra cosa que no dejo de preguntarme es por qué no han mantenido los buenos programas de Canal + en abierto. Estoy pensando en los informativos deportivos, que eran muy buenos, y en El Día Después, que si bien no era tampoco una maravilla es desde luego mucho mejor que esa mierda de Maracaná 05. ¿Qué cojones pinta Latre en un programa sobre fútbol? (¿qué cojones pinta Latre en un programa de algo?). Maracaná 05 es, de principio a fin, una mala idea, y Michael Robinson no ha tardado en darse cuenta y ha huído de ese agujero.

Vamos, que no creo que cuatro llegue a ser un mezcla entre A3 y T5, creo que es una mierda por derecho propio, fabricada a partir de los restos desechados de C+. Y parecen estar orgullosos de ello, porque se traen un rollo guay ultra pijo que, mezclado con la cutrez y vulgaridad de sus contenidos, sólo puede generar repugnancia y desprecio en el corazón de las buenas gentes. Y si no, repasad la lista de presentadores de sus programas. Creo que no miento si digo que Boris Izaguirre es, con mucho, el mejor de todos ellos. Con eso lo digo todo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Toda la puta razon.

Padawent dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Padawent dijo...

Bueno, tras leer esto he llegado a dos conclusiones:
1- Quiero ver Suárez y Mariscal, ¿cuando lo ponen? es imposible estar muy por debajo del nivel que se ve a diario en las series (y casi me atrevo a decir cine) españolas.

2-Echo de menos "El día después", no es que sea una gran aficionada al futbol, pero algo lo sigo y ese era el único programa con el que me echaba unas risas mientras me enteraba de la jornada.

photo retouching dijo...

Un articulo muy interesante.