martes, 3 de mayo de 2005

Lo que faltaba

Después de pasarme mi buena media hora escribiendo una anotación aquí, resulta que por algún motivo se ha extraviado en el cielo digital de los mensajes perdidos. Siempre suelo hacer una copia de los mensajes largos por si acaso pasa algo como esto, pero, mira qué causalidad, justamente en esta ocasión cuadró que no. ¿Es que ya no puede uno siquiera usar su propio blog para quejarse tranquilo de las cosas? ¿Tiene que fallar todo en el momento más inoportuno? No hay derecho. Pues me tendréis que perdonar, pero es que paso de reescribirlo todo. Ahora no me apetece volver a contarlo. Y aunque el mero hecho de escribir toda la movida ha servido para desahogarme y quedarme a gusto, resulta frustrante que eso que he hecho se haya perdido para siempre, que nadie pueda nunca leerlo y solidarizarse conmigo (o no). Lo que te dan por un lado te lo quitan por otro. Es la vida.

1 comentario:

dieguito dijo...

pues, para lo que pueda valer, yo me solidarizo contigo (o no) ;D