jueves, 10 de noviembre de 2005

Oh yeah

Tiempo, tiempo, tiempo… el tiempo pasa rápido y me casi me siento obligado a actualizar esto aunque no me apetezca decir nada. No tengo tiempo. Pero tengo cosas que decir. Quería hablar un poco de cuatro, el nuevo canal de la tele. Ahora mismo para mí sólo significa un sitio más en el que ver anuncios. Sé que sale Boris, el Dios del cotilleo, y poco más. Algún día jugaré con un clérigo de Boris, si es que QFF vuelve alguna vez… bueno, QFF u otra partida en los 5 reinos… o en el Imperio… bueno, da igual, me estoy desviando. También he oído rumores de que van a reponer series chulas, pero mis ojos no han visto nada de eso. Bueno, sí he visto un capítulo de Friends de hace mil años. Qué jóvenes eran todos. En fin, que me temo que la gran aportación de 4 será poder zapear más horas al día. Bien por ellos.

También me apetecía rajar un poco del nacimiento de la hija del príncipe. Pero el fulano de Alguien tenía que decirlo resumió bien mi opinión, asi que voy a pasar de ponerme ahora. Falta tiempo, tiempo… Y eso que estoy por quitar la página esa de las recomendaciones, porque la verdad es que no aporta gran cosa, pero le daré algo más de tiempo... aunque no me sobre. Tiempo…

Está sonando Under Your Spell, una canción de los Pumpkins de 1988, cuando prácticamente ni siquiera existían (recordad, primer disco en 1991!). Es un tema cojonudo y supercomercial, la verdad. Qué grandes son (eran) estos tíos. Sigo esperando que Billy concrete algo más de su retorno. Lleva 3 meses sin dar señales de vida. Es mucho tiempo para él. Tiempo…

Hace un montón que no leo nada digno de añadir a la lista de candidatos de Lo Mejor del año. La verdad es que hace bastante que no empiezo ningún libro. Como un mes o así. Es decir, un montón de eternidades para lo que es mi ritmo normal. Y eso que tengo una buena pila de libros en espera, pero no sé… no me llama ninguno. Quizá la recopilación de William Gibson, Quemando Cromo… pero no me gusta Gibson, Neuromante me decepcionó mucho. Claro que no he leído nada más de él. O puede que Ballard. Había empezado El Invencible, de Lem, que me lo ponen por las nubes, pero por algún motivo me olvidé de él. Solaris también me dejó un poco frío al final. Bah, habrá que darle tiempo… tiempo, tiempo…

El otro día ví El Club de la Lucha. No la había visto. Me gustó. La famosa sorpresa de la peli no me sorprendió tanto. La verdad es que resulta evidente a media peli. Me callo que igual alguien no la ha visto. Y eso que ha pasado mucho tiempo.

Bueno, ya hay actualización por esta semana. El tiempo, amigos, el tiempo no espera a nadie. O eso dicen. Pero a veces se estira. Y hay que tener cuidado, porque luego te puede dar en la cara…

4 comentarios:

Diego dijo...

Yo también vi hace relativamente poco El Club de la lucha. Sorpresa poca, pero esta muy bien hilvanada.

Stereotopffer dijo...

Jo, a mi me sorprendió.

Y cuatro... yo creo que como que van de guays, no?

Aunque el programa de Eva hache, no está nada mal, por lo menos hasta ahora.

Que los programas de humor diarios son dificiles de mantener a buen nivel.

Wally Week dijo...

Pues a mí el giro que da la historia me parece que se la carga. Hasta ese momento me estaba gustando, pero después me pareció bastante tomadura de pelo.

Escipión dijo...

Respondo por alusiones:

QFF volverá cuando sus jugadores así lo deseen. Tanto en la continuación del formato clásico 1.3 como en una posible versión 3.0. Si os acordáis, ofrecí esas dos posibilidades a principios de año, pero no fueron acogidas con demasiado entusiasmo. Ganas de seguir no me faltan.

Para principios de 2006 no creo que vuelva a ofrecer un catálogo similar a los jugadores habituales, dado que la futura partida de Juego de Tronos está imponiéndose (antes de haberse publicado el manual) a las otras posibilidades (QFF 1.4 / 3.0, Nazis Locos 2ª temporada, Donjon).

Por cierto, Ber, dado que eres uno de los pocos francohablantes que quedan en España, ¿sabías que Donjon NO quiere decir Mazmorra? Llevo toda una semana de debate interno sobre la traducción del título de la BD, las implicaciones de esa decisión del traductor ofrecen mucha tela que cortar, tanto para lo bueno como para lo malo. Es un movidón.

FM