martes, 22 de noviembre de 2005

Robinho y Real Madrid


Estaba yo pensando en Robinho, el chaval ese que nos venden como un crack. Yo ya desconfiaba de que alguien venido directamente de la liga brasileña pudiera destacar aquí. De siempre, los jugadores brasileños necesitaron una temporada o dos para aclimatarse a Europa. Sin ir más lejos, Ronaldinho, Ronaldo, Romario y otros tíos importantes jugaron una temporada o dos en ligas "pequeñas" como la de Holanda o Francia. Roberto Carlos estuvo en Italia y podría decirse que fracasó en su primer año en el Inter; de hecho me parece que cuando lo vendieron decían algo así como que "no tenía futuro" (y es que la política de traspasos del Inter da para hablar y reír a gusto, pero ese es otro tema). Hay excepciones, claro, como Kaká o algún otro que se me escapa. También hay que decir que si el Madrid jugara bien y estuviera al nivel que se le supone, Robinho seguramente brillaría más. Reconozcámoslo, en un equipo en el que Zidane es un fantasma, Ronaldo hace apenas un par de carreras con desgana, Roberto Carlos está como quien pasa por ahí y Raúl se deja los huevos para nada, no se puede exigir que Robinho sea un crack. En este instante, nadie lo es en el Madrid.

Cuando yo vivía en Francia, Ronaldinho jugaba en el PSG. Fue el año antes de que lo fichara el Barça, me parece. Ese año el PSG hizo una temporada bastante mediocre. Y os juro que Ronaldinho no era el jugador que es ahora. Se le veía con cualidades, sí, pero había algo en el mal juego del equipo que le contagiaba. Vamos, que no hizo nada. Hasta llegó a chupar banquillo.

Es pronto para saber lo que va a pasar con Robinho. En el partido de Cádiz parecía el Dios del Regate. Pero desde entonces anda como perdido. De vez en cuando hace alguna de las suyas, pero en general se le ve bastante apagado. No sé qué le pasa, pero si se sacude esa mierda de encima, debería parecerse más al tío que jugó en Cádiz que al que más hemos visto este año. Me gustó la manera en que centró el otro día, puteando a dos defensas del Barça. No valió para nada y fue lo único que hizo, pero me hace preguntarme por qué no encara más, por qué no conduce más balón, si se supone que está capacitado para ello (yo lo veo más de mediapunta que de delantero). Supongo que la respuesta es que no es (solo) problema suyo. Es como un virus que se le ha contagiado a todo el equipo. Y es que yo hoy no me imagino a ningún jugador del Real Madrid agarrando el balón en el mediocampo y corriendo directo a la portería rival dejando rivales atrás en plan Ronaldinho. Ni siquiera corriendo directo a portería en un contraataque estando solo, como hizo Messi en la jugada del primer gol. No sé si les faltan cojones o qué, y quizá algunos sean irrecuperables (pobre Zidane, qué grande fue y lo que es ahora), pero creo que gente como Robinho se puede curar. Yo sinceramente espero que lo haga, porque aunque tiene morbo ver cómo le dan una soberana paliza al autoproclamado mejor equipo de la historia, como amante del fútbol querría ver un duelo entre el Madrid exquisito y mortal de no hace tanto tiempo y este Barcelona rápido y afilado como una cuchilla.

Aunque en el fondo me la suda, mientras el Celta siga ahí arriba, juas juas

2 comentarios:

Roberto dijo...

Robinho... el nuevo Denilson, ciento por ciento. A ver si se van del Madrid Raúl (en cuanto se vaya se le quita la crisis y vuelve a enchufarlos hasta con el culo, os lo digo yo) y Casillas y se van al cuerno del todo. No es que el Barsalona me caiga demasiado simpático (faltaría más, ahora hasta hay tarugos barsalonistas porque el barsalona "no ha construido el equipo a base de billetera"... ya, claro, no jodamos eh...) pero lo del Madrid es de juzgado de guardia. Siempre empenhados en traspasar la frontera del ridículo. Para muestra un botón, ve al AS de ayer y busca un artículo que habla del Madrid en clave ciclista... que si el Getafe y el Osasuna los liquidan con las manos en el bolsillo, que si la crisis está superada... mamma mia, noy hay peor ciego que el que no quiere ver.

A todo esto, memos los hay de todos los colores, como los culés que piensen que ya tienen la liga en el bolsillo. Que yo sepa no hemos ni terminado una vuelta y están con 6 puntos de ventaja sobre el Madrid. Ni es mucho ni juegan los dos solos la liga.

Y el Celta, pues a llegar a los 40 puntos y luego a por todas, pero primero lo primero.

Anónimo dijo...

Robinho..... no es lo que necesitabais, y se ha demostrado.
Y encima ya no teneis a Owen... que barbaridad..... no se yo no se yo.