martes, 12 de julio de 2005

Sol Mortal



34º a la sombra, es lo que marcaba el termómetro de una farmacia de Traviesas el pasado sábado. Suena exagerado, y tal vez lo fuera... pero la humedad hacía que te lo creyeras. La sensación térmica era de calor infernal, y sigue siéndolo hasta hoy. El aire es como una gran esponja de calor de la que no puedes escapar. A veces estoy seguro de que podría alargar las manos y exprimir el propio aire hasta que regueros de agua tibia se derramaran entre mis dedos. Hace calor.

Mi casa da al oeste y tengo la suerte de disfrutar de unas vistas privilegiadas; las puestas de sol a menudo son hermosas en verano, con el cielo sangrando ante la mirada resplandeciente de Ra. El lado malo, claro, es que el capullo de Ra se pasa toda la larga tarde mirando hacia mi habitación, y esto se convierte en un caldero del que conviene escapar cuanto antes. Y eso hago (encantadísimo además).
Supongo que a todo el mundo le pasará algo similar en verano. Una semana después, observo la evolución de las estadísticas de visitantes y constato que, efectivamente, la presencia o no de una foto no condiciona la afluencia de gente al sitio. Ni siquiera una foto como la de la señorita Casta (bueno, señora, creo que está casada; lo siento Roberto). Asi que será el verano el motivo de que las visitas desaparezcan. Ya volverán en setiembre. Allá ellos, yo seguiré a lo mío. De todos modos me doy cuenta de que el experimento no estaba bien planteado; como la gente no sabía qué foto había no iba a venir nadie que no viniera normalmente. Debería haber puesto un titular sensacionalista como "Laetitia Casta desnuda" para que los buscadores me enviaran a los pajilleros que se ponen a buscar esas cosas. Pero de todos modos, si yo estuviera dispuesto a sacrificar el contenido a costa de las visitas, escribiría sobre el Gran Hermano o David Bisbal (o lo que esté de moda en cada momento; como El Canto del Loco y Operación Trinfo ahora mismo... por cierto, ¿por qué de repente El Canto del Loco son ultrafamosos?). O mejor todavía, me presentaría yo mismo al Gran Hermano. Será en otra vida, o en otro universo alternativo o algo. Asi que hala, muerte a las modas, arriba las trivialidades. O, como dice esa pintada que tanto le gusta a Roberto: "Rotundamente, No".

1 comentario:

RhyssFen dijo...

jeje ^_^u... yo no venia por diversos motivos, pero ora ya pasare por aki mas a menudo ^^. Saludos!