martes, 12 de abril de 2005

Hay destinos peores que la muerte

Hay destinos peores que la muerte

Y si no, que se lo digan a Triqui. Esta mañana, yendo a clase de francés en el autobús, escuché por la radio una noticia terrible. Los productores de Barrio Sésamo han decidido que Triqui, el Monstruo de las Galletas, de ahora en adelante comerá frutas y verduras. Parece que han decidido que es "más educativo" o algo así. Ojalá no fuera cierto, pero tal y como está el mundo me temo que puede ser verdad. Y yo me pregunto muchas cosas. En primer lugar, me pregunto ¿Por qué? ¿Qué tiene de malo comer galletas? ¿Acaso es un mal ejemplo? ¿Por qué no se queja el sindicato de galleteros? ¿Ha habido algún problema en la educación de aquellos que crecimos viendo como Triqui desmenuzaba galletas contra su boca? (no me toméis como ejemplo para responder a esto). Por otra parte, ¿qué es lo que va a hacer Triqui ahora? ¿Aplastar fruta contra sus
mandíbulas? ¿No os parece eso bastante asqueroso? Se llenará de zumo y porquerías. Por no mencionar que las tomas serán mucho más caras. Es un despilfarro de fruta. Y, ¿qué pasa con el menosprecio que se hace a la inteligencia de los niños? ¿Cómo van a encajar éstos que Triqui "se quite" de las galletas? ¿Acaso no son una parte fundamental de su ser, de su existencia? ¡Es el puto Monstruo de las Galletas! ¿Cómo lo llamarán, El Monstruo de las Legumbres? ¿Alquien se imagina a Triqui abalanzándose sobre una coliflor?

Es el fin de una era. Quizá me afecta demasiado porque era mi personaje favorito, pero creo que, objetivamente, lo que hacen es una GILIPOLLEZ. Si piensan que los niños van a estar más dispuestos a comer verdura porque vean a Triqui hacerlo están muy equivocados. Quizá pueda ocurrir en un principio, pero cambiarán de idea en cuanto prueben una col hervida. Y ya tenemos un ejemplo de esto: Popeye. Cada vez que me hablaban de Popeye para convencerme de que me comiera las putas espinacas me sentía ofendido. Las espinacas son asquerosas, y me da igual si le gustan a Popeye o si le gustan al Papa. Además, nunca me gustó Popeye. También están perdiendo de vista algo importante: Triqui perderá todo su carisma comiendo vegetales, dejará de ser un líder de opinión. Era la mayor estrella del programa y van a convertirlo en el hazmerreír. Si quieren darle a los niños un ejemplo de
los beneficios de los vegetales, ¿por qué no crear otro personaje al que le guste la fruta? ¿O hacer que sea otro personaje el que se pase a la fruta? ¿Por qué esta manera de pervertir y humillar a los símbolos? Me recuerda a Galileo retractándose.

Todo esto ya resulta de por sí ofensivo, pero lo peor es lo que hay por detrás. Y lo que hay por detrás no es más que esa mierda de "lo políticamente correcto". Yo me cago en lo políticamente correcto. O, para ser más educado, si lo preferís, defeco sobre la corrección política. Cuando los SOPLAPOLLAS y los SUBNORMALES llegan a una posición con cierto poder o responsabilidad, en seguida emprenden las acciones necesarias para salvar a la humanidad del Caos: ¡que Triqui coma sano! ¡Por favor! ¡Tiene que dar ejemplo! ¡Utilicemos también femeninos para que las mujeres no se sientan discriminadas por el lenguaje, amigos y amigas! ¡Seamos todos unos hipócritas moralistas! No veréis a ninguna de estas personas crear una serie de éxito o dirigir una película. No, vendrán después a decir que el prota tiene que llevar casco en la moto, o que solo pueden fumar los
malos. Y que la hija de la familia tenga una amiga negra (o al menos asiática), no nos vayan a llamar racistas (y de paso a ver si captamos más público).

Volviendo al tema, me da la sensación de que en Barrio Sésamo están tratando de copiar a los Teletubis (o como cojones se escriba) a base de hacer estupideces. Porque esto de Triqui sólo se puede describir como una estupidez. Y que no se me ofendan los vegetarianos que puedan leer esto, pero es que comer únicamente vegetales es algo que no tiene mucho sentido. Claro que tienen derecho a serlo (uno siempre tiene derecho a cometer sus propios errores), pero es un poco como la castidad: uno tiene que aceptar períodos de castidad forzosa, como tiene que comer verduras de vez en cuando. Pero hacerlo sistemáticamente es... mmm... no se me ocurre ninguna palabra que no resulte ofensiva. Ser vegetariano es prácticamente como ser cura. Son miembros de la Santa Iglesia de la Alcachofa.

En fin, que el mundo va camino del descerebramiento total. ¡Yo os maldigo! ¡Malditos productores! ¡Malditos políticos! ¡Malditos giliPOllas! ¡Malditos para siempre, malditos!

2 comentarios:

Stereotopffer dijo...

Esto demuestra una vez más lo débil que es el sistema sindical estadounidense...

Colifloro Verdurez dijo...

Si fueses un vegetal no dirías esas cosas sobre los vegetarianos !!

Mira el link!

Salu2!