domingo, 10 de abril de 2005

Hoy en día

Hoy en día, cualquier capullo puede tener un blog. Los adalides de la libertad de expresión deben de estar felices por ello. A mí me trae sin cuidado. Pero algo tan narcisista y vacuo como escribir un blog no deja de resultarme fascinante. ¿Qué motivos puede tener nadie para creer que alguien estará interesado en leer lo que le pasa por la cabeza a uno? Es como escribir un diario y olvidártelo a propósito en la clase/oficina/loquesea para que cualquiera pueda leerlo y se de cuenta de lo maravilloso que eres en realidad (en serio, he oído hablar de gente que hacía estas cosas).

Pero tranquilos, este no será mi caso. Aunque sí soy maravilloso en realidad, no tengo ningún interés especial en que nadie lo descubra. No, esto me servirá sólo para distraerme del aburrimiento de las horas muertas. Quizá incluso pueda distraer a algún lector ocasional... y es que yo sé muy bien que en el mundo hay mucha gente deseosa de perder el tiempo. Como yo. Asi que en los próximos días iré haciendo comentarios y criticando cosas. Pásate de vez en cuando o te criticaré a tí!

5 comentarios:

Stereotopffer dijo...

Hola, veo que te ha dado tiempo a maquearlo y todo...muy bien, muy bien,,, De todos modos , a mi ya me criticas a gusto y eso que soy el primero en pasarme y no precisamente porque me sobre el tiempo...

Anónimo dijo...

Ber, me parece una buena idea, que hagas lo del blog y lo utilices para criticar o dar opiniones, pero de paso también podrías publicar aquí alguno de los cuentos que has escrito, o de los que piensas en escribir. un abrazaso de tu amigo valenciano. ciao

Raham dijo...

Vaya, detesto los blogs, por no hablar ya de los fotologs y de "mira que guay soy y lo bien que lo estoy pasando, admírame como a la pantoja". Pero he de reconocer que este por lo menos me ha entretenido un rato, particularmente con las reflexiones sobre Triki, con las cuales no puedo estar mas de acuerdo.

Un saludo!

Waznei dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Waznei dijo...

Sí, tengo la pretensión de lograr que esto no sea un coñazo. A mí también me asquea ese tipo de blogs. Pero la culpa no es del blog, claro, sino lo de la persona.

Me pienso eso de poner cuentos. Quizá no sea una mala idea.